Los bombones platónicos

91ee3217e1aec288bfbb569a862435b2

Contexto: Llegas a la fiesta con tus amigas  y ahí está él paradito como si nada, con el vaso de vodka o cualquier trago que se le ocurra tomar – si es niño play entonces va a tener Gin Tonic -, con unos dos amigos a su alrededor muertos todos de la risa y medio bailando porque todavía es muy temprano para que todos estén bien alocados, entras en shock inmediatamente y le coges el brazo a la amiga más cercana, te le acercas al oído y se susurras -en lo que cabe el susurro en una fiesta- Amiga…………… mirá quien esta al frente……. – o en la dirección en la  que el sujeto en cuestión se encuentra -. Tu amiga ríe, porque no le sorprende ya que esta es tu típica reacción cada vez que sucede lo mismo en cualquier lugar público.

– Ese hombre es el amor de mi vida!-

8e138b9f01e6ff2d6033dffef01c8246

Estoy segurísima que esta frase ha pasado por la boca de, por lo menos, un 95% de nosotras. Claro está que esta frase o cualquier frase alusiva o similar no viene sola, tampoco surgió de la nada, de un momento a otro, ni fue cuestión del tipo “amor a primera vista”. Esta frase en particular proviene de una situación por la que es inevitable pasar, una situación con cara y nombre -inserte aquí el nombre de esa persona en la que pensó desde el comienzo de este post-.

Este post es dedicado a ese guapo que conociste una vez, por cualquier razón de la vida, intercambiaron unas diez palabras contadas y de ahí en adelante la cosa no dio para más.  Todas tenemos ese personaje  que vemos muy de vez en cuando y cuando sucede es el fin del mundo, el corazón nos late más rápido, nos ponemos más nerviosas y el chip de “haz lo más vergonzoso que se te ocurra” se activa.

1365302faf2905d51b6b20436076c604

El es un bombonsito del tipo “prohibido” y por ende se traslada a la categoría de los PLATÓNICOS, es aquel que conoces el día más inesperado y probablemente hasta pertenezca al círculo social de tu novio o mejor amigo, llegando al punto de enloquecerte más que todos e incluso más que tu mismo novio , se convierte entonces en el objeto de celos principal. Es de esos que sonríe y la piel se te eriza, que de de pronto tiene novia pero cuando se va por ahí lejitos te lanza una que otra miradita fulminante, es ese con el que tienes cierta química pero más lejana que ir a la luna. Sin embargo, ahí está! Pasan los días y  no muere por nada del mundo, pero es que de ahí la cosa no pasa.

53bc19b497a3da469eaecc81846eaedc

Pero quién no se conforma con un par de coqueteos  leves y electrizantes dos veces al año -quizás tres- con tal de tener un pedacito de el en la vida!

El es de esos bombones perfectos, mirada matadora que cuando se cruza con la tuya no puedes disimular, boca besable y que cuando sonríe al verte tu gritas por dentro, una espalda y unos brazos que dicen tu nombre en todas partes, tatuajes, estilo y además inteligencia  – lo haz stalkeado tanto en instagram que ya sabes sus gustos literarios y todo -. El es el tipo de bombonsito que te ve en los mejores momentos y hasta en los peores, en lugares públicos, de fiesta, de brunch o incluso camino al supermarket. Se cruzan e intercambian miradas y si estás de suerte el da el primer paso y te saluda ( CLARO! porque ni loca tomar la iniciativa). Lo curioso es que jamás sucede más que eso, un encuentro casual por la vida, el luce sereno e imperturbable, pero tu en cambio te retuerces, gritas, lloras, sientes mariposas y hasta anguilas en el estómago, el te genera todo lo que NADIE EN EL PLANETA PUEDE! El es único y su lugar no lo ocupa nadie.

El es el bombón platónico de nuestras vidas, un amor verdadero que no espera nada a cambio más que la simple existencia, que te permite fantasear sin límites o prohibiciones, que se aparece en tus sueños un par de veces, el que ocupa la cara de los actores en películas románticas tipo Dear John y tu obviamente eres su novia. El es aquel a quien no celas por nada del mundo, porque nunca ha sido tuyo más que en tu imaginación, es un amor que jamás será tóxico porque vive de la fantasía. El es el amor de nuestras vidas – Aunque el no lo sepa -.

4ce2578e5519d4fe5be36d60835555ac

Leave Your Reply