Mi príncipe azul en motocicleta

Captura de pantalla 2016-05-06 a las 9.59.11 p.m.Ya los cuentos de hadas están un poquito pasados de moda y no, no lo digo porque sea una amargada del amor y de esas mujeres que dice “Es que no me vuelvo a enamorar de nadie nunca más!!” o “Es que todos son iguales”  porque si existe alguien más obsesionada y loca con el amor en este universo entero #SoyYo .

Lo digo porque debido a últimas experiencias y además una que otra charla existencialista con mis amigas, me he dado cuenta que en este siglo, en donde las relaciones interpersonales se han “remasterizado” completamente, muchas veces reduciendo cualquier tipo de contacto a una pantalla negra (yes baby, your cellphone) , he llegado a la conclusión de que tener un amor de cuento de hadas no solo es pasado de moda, sino que es algo básicamente imposible – y aburrido –

Pero por qué aburrido! si se supone que todas nos soñamos un príncipe azul montado en un corcel blanco, probablemente rubio, de ojos claro, más alto que nosotras, si! el típico prototipo de hombre perfecto, y es precisamente por eso que el cuento de hadas comienza a no interesarnos tanto, porque es lo típico, lo común, lo que todas quieren – supuestamente – y al final simplemente pierde su encanto.

BEER

Lo que comienza a volver más interesante todo este cuento de encontrar un príncipe y con el, el amor,  es que el amor perfecto se convierte en monotonía y rutina, algo de lo que huimos los seres humanos. Estas dos cuestiones arruinan la chispa de cualquier tipo de relación hasta reducirla al completo olvido, porque hasta donde yo sé, buscamos aventuras y cambios constantes.  (no cambios de pareja, si no cambios de experiencias queridita ) y entonces nuestro príncipe azul en corcel, viene mejor en motocicleta – o cualquier medio de transporte más extremo que un caballo –

CINDERELLA

Que delicia un príncipe de esos que no es príncipe, uno que quiera ponerse los outfits con más estilo solo para lucir genial a tu lado, uno que  te lleve a comerte en mundo entero y te muestre los lugares  y restaurantes  más exóticos. Uno que se preocupe por generar en ti experiencias inolvidables que te erizan la piel, en lugar de comprarte toda la ropa de Zara – porque por favor! para que ropa si nos la pasamos en esas -. Que deje a un lado los piropos de siempre, los mensajes diarios en la mañana al medio día y por la noche y el peluche de oso con un corazón y mejor te escriba mensajes esporádicamente que te cueste descifrar , porque claro, son poemas secretos, de esos que te toca leer entre líneas para entender el lado romántico – que por cierto, es más romántico que cualquier canción de Manuel Medrano , ay!! lo amo -. Uno que te regale entradas a conciertos de tus artistas favoritos, que quiera irse a bailar contigo y nadie más, uno que respete tu espacio y tu tiempo, que no sea un pegote. Uno de esos que le cuesta el amor pero que contigo es especial.  Que sea tu mejor amigo hasta la muerte y que sean un equipo como Bonnie y Clay , como Batman y Robin.

3bcc436aeb82086342b854d5dfc41808

Es que nos pasamos la vida buscando la perfección, cuando la adrenalina viene acompañada de la palabra imperfección. Te apuesto que los libros de amor que tanto te encantan, son esos en los que el tipo que le gusta a la protagonista es un loco degenerado (pero bien presentado) que se la lleva en el auto a andar lejos de la ciudad para mirar el cielo y hablar de filosofía sin sentido, mientras encuentran formas a las estrellas; y te apuesto a que ya te cansaste de la historia de la Bella Durmiente. Lo mismo pasa con nuestras vida y nuestras interminables búsquedas del amor, que por encontrar la perfección dejamos pasar esas oportunidades que nos habrían quitado el aliento, hasta que finalmente aprendemos a distinguir a esos príncipes que sí valen la pena por su mente fuera del planeta – Hoy me siento fuera del planeta…. ay! Manuel, me matas – y porque no son exactamente príncipes.  Es que es mejor ser y tener a alguien  imposible de olvidar y difícil de reemplazar , que un ser cualquiera solo bonito, apuesto y establecido… ceñido a la regla! Agh!

JEAY

Ah! algo más, esos protocolos de pedirte ser su novia exactamente a los dos meses de andar saliendo también ya pasaron, puede que nunca lo haga, pero sea la mejor compañía que haz tenido en tu vida entera. Y si algún día lo hace, suertuda que eres, pero ya estamos en un momento de la vida, en un siglo, en una época, en un periodo de la historia, donde la mente debe ser tan abierta como nuestra boca cuando vamos a ingerir una cucharada de helado de vainilla con muchísimo chocolate. 

THAT

Que no te vea guapa, porque guapas hay muchas. Haz que te vea diferente, eso sí encanta.

El príncipe azul ya no monta a caballo y tampoco es príncipe. Tiene una moto todo terreno y te lleva a comerte el mundo entero y a buscar aventuras – o como mencione al comienzo, cualquier medio de transporte más interesante que un caballo-.

 

e

Leave Your Reply