S T A L K I N G : Síndrome post-fiesta.

8

De esta no conozco a la primera que se salve!

Señorita usted se ha graduado oficialmente de U.S FBI Academy, sus dotes de espía son excepcionales. 

Así es como básicamente nos sentimos una vez descubrimos con quien estuvo la noche anterior el bombonsito ese que nos enloquece, el novio, la traga, el amiguito con derechos, el man con el que sales, el tipo que te besaste el finde pasado y quedaste matada – y así sucesivamente -. Lo curioso de esta situación  es que no solo sabemos su Instagram, si no también quienes son sus mejores amigas, su ex novio, a donde viajo hace 56 semanas y por su puesto cuantos likes le ha dado a nuestro chico en las últimas 12 horas. Gracias a Instagram descubrimos su nombre completo, proseguimos a buscarla en Facebook y luego checkeamos si ya se agregaron como amigos, porque posiblemente estén chateando en este preciso instante.

5

Le pedimos a nuestra mejor amiga o en su defecto cualquier amiga de esas relajadas que te deja entrar a su Facebook sin consentimiento, si nos deja a agregarla para poder ir más afondo en nuestra investigación – A veces tan desesperadas estamos que creamos cuentas falsas, para que no tenga un solo rastro o pista para saber de nuestra existencia – Una vez la investigada acepta nuestra solicitud proseguimos a stalkear  todas y cada una de sus fotos, con cuidado de que no se nos vaya a escapar un likesito por ahí indeseado – Motivo de colapso constante, cada vez que sucede : NOOOO!! Le di like a la penúltima foto de sus 640 fotos!! Demás que ya le llegó la notificación, trágame tierra -.

En Instagram no vemos mucho, vemos imágenes limitadas, solo las más bonitas. En Facebook sabemos que encontraremos una que otra foto taggeada, en donde se vea su cara real SIN FILTROS. Este se convierte entonces en el motivo de conversación de la siguiente semana, porque además de todo, tenemos uno que otro agente infiltrado – nuestras amigas – que también sacan información de vez en cuando, sobretodo a las 11:30 de la noche antes de dormir , cuando nos ponemos a revisar redes. Recopilamos sus fotos menos bonitas y examinamos su cara, buscando un por qué de su involucrada con nuestro chico, la comparamos con nosotras y nos cuestionamos por qué sería ella mejor que nosotras. Lo peor de esto es que no solo pensamos en ella, si no en cómo se pudo haber desarrollado la escena romántica – o no romántica – de aquella noche. Si señoritas , escena NO ROMÁNTICA.

5

Esto no se trata de una recopilación de acciones que hacemos las niñas usualmente cuando nos gusta demasiado alguien y nos preocupa verlo con alguien más. Y es precisamente cuando llegamos al climax de este instante. Somos todas unas expertas stalkeando – como acabo de demostrar con esta serie de hecho reales – somos todas unas expertas recreando escenas a lo ID  Investigation Discovery  o a lo CSI, somos todas unas expertas maquinando y dejando de dormir , por pensar en cuantos besos se habrán dado o si mientras no te habla y está online, es porque le esta hablando a esta niña que ya sabes todo sobre ella.

98

Lo interesante de todo es que muchas veces nos gastamos la vida stalkeando, investigando y quebrándonos la cabeza, creyendo que todo lo que hemos descubierto es tan cierto como que yo soy ginger, para que con una pregunta  directa al niño que te fascina, se te derrumbe todo con una respuesta sincera de parte de el que rebela la realidad de toda la situación. Si niñas, amamos el drama, amamos armar películas, amamos el chisme con nuestras amigas, especialmente acerca de otras mujeres , mucho más cuando se meten a nuestro territorio, pero no todo lo que suponemos es cierto.

Finalmente si el bombón de tu vida está contigo, es porque lo dejaste encantado con todo tu ser de pies a cabeza, incluyendo los problemas mentales de stalking extremo, además la base de toda relación o relación-no-relación o situación amorosa – o la infinidad de nombres que hoy en día le damos a las “relaciones” – es la confianza y si constantemente estás dudando de lo que el pueda hacer cuando tu no estas presente, creo que es un motivo de cuestionarse y mirar que anda mal. Si el te quiere a ti, una salida nocturna de hombres no es razón  de dejarte de querer para querer a alguien más, o de cambiarte por alguien con quien intercambió redes sociales. – y si llegase a ser el caso… por favor! Una reina no se preocupa de esa manera y es independiente, quien se lo pierde es el! y no tu! -.2

Además no somos dueños de nadie y eso es lo más importante.

PD: Ocupa el lugar  del bombón – que por su puesto está contigo – e imagina que fueras tú quien conoce a un chico equis en una disco, quien pide tu número después de bailar una canción de deep que claramente no se baila pegaito si no a lo película “un metro de distancia”, entonces tu por educación – ay! si claro………..mentiras jajaja – se lo das, sin ningún interés. El chico equis, – – de quien realmente no recuerdas el nombre y lo guardas con algún nombre como “man x del bar” o “man rubio” o “man de ojos verdes”- , te habla al siguiente día preguntando que tal te fue en el resto de la noche, le respondes monosilábicamente, intercambian unos 2 likes en las primeras fotos que tengas en Instagram y al cabo de un día o menos dejan de hablar, porque realmente no te interesa, tampoco comparten nada y no significa nada en tu vida, porque tu mente esta ocupada por tu bombonsito y nadie más! y puede pararse el mismísimo Leo Dicaprio o Brad Pitt en frente y solo tenemos ojos para ese que nos enloquece. Entonces así es como descubres que es la misma situación y no hay por qué alarmarse, te ahorras unas cuantas horas que usabas en tu labor de espía y finalmente te evitas el rayón mental.

Por que somo demasiado seguras de nosotras mismas, de quienes somos y de quien nos acompaña! y eso es más atractivo que cualquier otra cosa en el planeta tierra!

87b64b2c1d6efe2f29275f1801c42189

Besito

xoxo

Annie.

 

 

Leave Your Reply