Él apesta pero el amor no. By Nina

My sweethearts, hablaré de él, porque olía tan bien pero apestaba a mentira.

En algún momento del camino tenía que toparme con un prospecto de amor de la vida, pero que en vez de enamorar, me robaba la personalidad. No era yo, se los juro que no era yo, me estaba volviendo lo que él hacía de mí. Y es que siempre fui tan necia, siempre fui tan fuerte, de gran carácter, mis amigos me decían que tenía el corazón negro. Pero con él, el corazón se me volvía rosa pastel, no sé a dónde iba toda mi autenticidad. Él era tóxico y yo estaba a punto de caer al abismo.

Al mirarlo, yo podía sentir cómo flotaba, cómo el universo se conspiraba a lo que yo suponía que era a favor de mi felicidad. Pero no era así, él me consumió, él me estaba robando mi juventud. Pues era mayor que yo.

Era lo suficientemente mayor para en un mes convencerme de lo que uno chico de mi edad no pudo en un año. Las cosas al principio me sabían a malteada de vainilla con miles de cerecitas, era atento, se interesaba solo en mí, eso era lo que yo pensaba… que solo era en mí, además era sencillo, tenía toda la capacidad de hacerme sentir única en todo su mundo.

Con el tiempo las cosas se complicaron, pues no entiendo por qué cada hombre con el que me topo, quiere tener control sobre mí y sobre mis decisiones, cuando soy un alma tan libre… aunque con él no lo fui tanto.

Sus besos eran nuevos para mí, no sé, tenía otra manera de hacerlo todo y creo que por eso, yo me estaba perdiendo. Me estaba perdiendo de mí, de mis amigos y de mi familia. Por cierto, él era todo un secreto para todo el mundo y me di cuenta que en su vida yo también era un secreto o más bien, un engaño. Vivía impactada de todo lo que me hacía sentir, ese hombre era fascinante todo un enigma, lo quería descubrir, lo quería descifrar, lo quería a mis pies y creo que lo pude haber logrado si no me hubiera dado cuenta que era casado y yo simplemente era su Lolita. Me salió podrido este romance después de todo. Pero por eso no voy a dejar de creer que el amor existe y que aunque me cueste, alguien me dará un amor real y libre.

 

Beso tierno,

-Nina.

Leave Your Reply