Kit de supervivencia para la tusa By Lennie

A nivel personal me encantan las tragas, el amor, ese sentimiento que se produce en tu cuerpo cuando te empieza a gustar alguien o cuando estás con la persona que quieres. No hay cosa más bonita que el amor y crecer junto con otra persona. Pero el amor, como muchas cosas que brillan, es una espada de doble filo. Ya que a veces es el sentimiento más lindo que podemos sentir, pero una vez se convierte en desamor nos deja una mezcla de sensaciones extrañas, de las cuales nos queremos deshacer lo más pronto posible.

La situación es especialmente frustrante con las tragas, con ese amor que no pudo ser, con los “casi” que tenemos en nuestras vidas. Ya que cuando se va a hacerle luto a algo que nunca sucedió, es más difícil que lidiar con tusas normales. Por eso hoy les traigo las cosas que me hacen sentir un poquito mejor a la hora de superar estos “casi” amores- aunque también sirven si están superando al novio de 2 años-.

Antes de empezar les quiero dar un consejo que, probablemente, hasta las mamás se los ha dado, CLAVO NO SACA CLAVO. Para curar el despecho no se vayan detrás de otro porque las cosas solo acaban peor. Se los digo por experiencia, porque con ese “rebound” las cosas tienden a salir muy mal y ahora no solo hay que curar el corazón sino también el ego.

Bueno ahora si, lo primero que hago yo cuando me doy cuenta que ese niño que me traía loca no era para mí o yo simplemente no le interesaba es distraerme. Es muy básico y probablemente piensen que es muy obvio, pero yo sé que muchas saben lo difícil que es dejar de pensar en esa persona. Como una especie de fantasma se nos aparece en todos lados. Parte de distraerse incluye no torturarse. Borra los chats que tengas con él por más cosas lindas que te haya dicho, si tienes selfies o fotos con él borralas – no es cuestión de madurez o inmadurez, es cuestión de salud mental-, si te dedicó canciones o hay algunas que te recuerden a él házte un favor y no las escuches. Estas son cositas muy pequeñas y que en su momento son difíciles pero a la larga ayudan a sanar esas heridas mucho más rápido.

 Otra cosa que hago mucho cuando me encuentro en este tipo de situaciones es salir con mis amigas. Soy una persona que disfruta la soledad pero tengo el problema de que pienso demasiado todo y a veces cuando estoy pasando por una tusa no puedo evitar volver atrás y buscar qué hice mal. Entonces salir con mis amigas de brunch, a cine, a comer o de rumba es una muy  buena distracción. Aunque eso sí mucho cuidado cuando hay tragos involucrados, porque más de una se pone sentimental y la cogen esas ganas locas de mandarle “un saludito” y ahí no estamos haciendo nada.

 Pero esos días en los que en serio me provoca estar sola, que no quiero ver a nadie porque me siento tan agotada que no puedo soportar una interacción social más, me siento a ver Netflix y pido mi comida favorita. ¿Te rompieron el corazón? No te preocupes, nada que una pizza y tu serie favorita no puedan arreglar. Me gusta pedir comfort food la cual es deliciosa y va perfecto con las millones de películas que encontramos en Netflix. Personalmente amo las comedias románticas por más entusada que esté porque me hacen reir y a pesar de que a veces piense “eso no me va a pasar nunca” las disfruto mucho. Junto con mi sesión maratónica de Netflix me gusta consentirme; me pinto las uñas, me hago tratamientos en el pelo en fin cualquier cosa para hacerme sentir mejor.

 Lo que espero que hayan sacado del post de hoy es que la tusa si bien es un momento duro y horrible nos ayuda a conectar nuevamente con nuestros amigos y con nosotros mismos Es el tiempo perfecto para explorar tus gustos así sea que te dé por empezar a hacer origami para distraerte, capaz y te termina gustando. Si la miramos por el lado amable es de las oportunidades que tenemos para enfocarnos en nosotras y en aquellas personas que siempre están a nuestro lado para apoyarnos.

Leave Your Reply