Crónicas de estilo

Lo más exquisito de la moda y el empoderamiento femenino

Estamos en una era llena de libertades, en especial para las mujeres que últimamente hemos alzado bastante la voz y nos hemos convertido en protagonistas del mundo, logrando un movimiento feminista positivo en donde las mejoras son tanto para las mujeres como para los hombres, dándonos un valor especial y el lugar que siempre hemos merecido, además de una autonomía increíble; a su vez hemos adquirido una responsabilidad enorme y es el hecho de ser capaces de hablar y vivir esta libertad. Muchas personas toman este movimiento, aún, como feminismo, pero es mucho mejor y suena mucho mejor cuando lo nombramos “empoderamiento femenino”. El empoderamiento femenino ha sido un movimiento que ha abarcado todos los campos, desde la política hasta las ciencias y las artes, y me atrevo a decir que dentro de las artes está incluida la moda y el diseño, como formas de expresión materializadas en telas y conceptos que crean el increíble cuento del vestir, las mil maneras de interpretarlo, vivirlo y probarlo!

 

Pero ¿Cómo se pueden unir el vestir y la moda con el empoderamiento femenino? Empecemos por hablar de los dos términos principales de mi artículo, moda y estilo. Esas dos palabras claves que serán el motor para darle sentido a todo el cuento que estamos viviendo las mujeres actualmente.

 

He descubierto que el estilo es la sustancia con la que envolvemos nuestra esencia. cada una de las prendas que usamos y la misma manera de llevarlas, se encarga de diferenciarnos de las demás personas, permitiéndonos ser reconocidas por aspectos específicos que incluso podrían marcar tendencia. El estilo es lo más puro del alma que se exterioriza con la manera de expresar y vivir la moda. Es claro que cada persona tiene su propio estilo y el reconocimiento este se trata de un proceso creativo constante en donde no basta con tomar cualquier tendencia y adaptarla a nuestras diferentes formas de vestir, si no tomar una y mil tendencias, estudiar, leer, volver el ojo lo suficientemente detallista para percibir lo más pequeño , y además tomar todo esto y comenzar a jugar y experimentar. Ese es el gran juego de la moda

La moda, por otro lado, es un fenómeno cambiante y es tan versátil que nos permite llevar la creatividad a niveles infinitos, y el solo hecho de que sea cambiante nos regala mil ideas de vivirla y experimentarla. La moda es el arte del vestir, es el juego de la mente para combinar y crear.

 

El empoderamiento femenino comienza desde lo más profundo y lo más propio de cada mujer, es el hecho de exteriorizar seguridad y amor propio, hacerle saber al mundo que pisamos fuertes y que somos capaces de hacer lo que se nos ponga en frente; es empoderar a otras mujeres y unirnos para lograr opinión e impacto.

Soy partidaria de que no solo es importante sentirse bien por dentro, si no que tu exterior también es un complemento para irradiar seguridad y brillar al máximo, la moda se convierte, entonces, en nuestra mejor amiga a la hora de lograr un mood perfecto para todos los días, acompañado de accesorios, complementos y un montón de juegos de colores, texturas, formas y combinaciones que, al unirse, son la adición para sentirnos empoderadas. La moda nos invita a desafiar la convención habitual de seguir patrones estrictos, de sesgarnos a estereotipos y al contrario nos invita a disfrutar de la exquisitez del vestir y jugar a expresar grandeza y a vivir la libertad, a gozar del movimiento, la elegancia y descubrir lo increíble de la feminidad y del ser mujer.

d0a20d1d56c7a4e12eddcf97437cb9cd

Leave Your Reply