La importancia de lo inesperado By Annie

CUENTA LA MALDICIÓN QUE…

Después de 7 años de  tener uno o varios noviecitos  estables, vienen 7 años de soltería y mala suerte en el amor.

Típico pensamiento de una chica que anda buscando el amor en donde evidentemente no está.

Pensamiento tuyo, de ella y mío.

Llega algún momento en la vida, en el que nos obsesionamos con el corazón equivocado y  comenzamos a forzar una  y mil situaciones con equis tipo, de donde no va a salir ni medio jugo de limón pa’ hacer una limonada bien rica. Nos ponemos a inventar y armar películas, con un sin fin de amores no correspondidos para salir lastimadas y finalmente  agregar otro man a la lista de desamores mental.

Llega un punto de experimentación con todo tipo de chicos que son un FAIL, que hasta nuestras amigas desconfían de nuestra capacidad de conquista y detección de patanes, y por su puesto, cualquier relación medio amorosa que comenzamos y dejan de creerle  hasta al príncipe de Mónaco que llega con el anillo de diamante. Consideran que cualquier nuevo man en nuestras vidas será otro imbécil para la lista.

Tratamos de encontrarle sentido a los chats en WhatsApp con el bombón de la fiesta de anoche, a las miraditas del guapote de la u o incluso a cualquier signo de puntuación o emoji fuera de lo normal de nuestro crush de siempre, olvidando que en medio de todo no existe nada que vaya a llenarnos el corazón, a veces vuelve a la mente el ex que nos dejó el rayón, si no es por un like, es por cualquier foto vieja que encontramos en el celular… Y eso nos pone a pensar y pensar y pensar en lo solas que a veces nos sentimos.

“Es que ya no hay manes en esta ciudad! Los buenos tienen novia, la mitad son perros y el resto son gays”.

Pero después de un tiempo llegué a una conclusión : La anterior frase es cierta en un 60% porque el otro 40% debe ser destinado a lo inesperado. Lo inesperado sorprende, pues nadie lo tiene en la mente prediseñado o predestinado. Lo inesperado es todo aquello que es simple y sencillamente bonito, te sorprende y te mueve el corazón infinitas veces más que lo que planeaste o trataste de hacer que pasara con mucho esfuerzo y fuerza.

El amor real es inesperado porque fluye tan natural que hasta asusta. Esas energías que se atraen hacen el trabajo por si solas y cuando menos piensas estás abrazando a un corazón  que late a mil por segundo por el tuyo y entonces todo vuelve a tener sentido y solo queda botar a la basura los mil intentos que tenías en mente con quien no era para ti.

Por eso, en lugar de creer en maldiciones y mitos me declaro creyente de lo inesperado.

xo

 

Leave Your Reply